Fecha límite para su pedido (envío estándar): 30/12/2022

Pedir ya sin gastos de envío standard hasta el 06.01.2023

Devolución ampliada hasta el 02/02/2023

Artesanía
Desde 1984, cada pieza de joyería se elabora de forma precisa e intrincada: "El factor decisivo para el éxito de mi marca es también que nuestro lenguaje de diseño ha permanecido siempre visible". Thomas Sabo
El proceso creativo
Desde la idea inicial hasta la selección de los metales y las piedras preciosas adecuadas, así como los motivos y los colores, todos los procesos creativos tienen lugar en la sede de la empresa. En el proceso, Thomas Sabo trabaja codo con codo con el equipo de diseño, dando forma a la marca con su sentido de la estética.
El proceso de producción
Para cada idea, nuestros diseñadores desarrollan primero modelos en 3D, tras lo cual se crean los primeros prototipos de cera. Sólo cuando las muestras posteriores en metal precioso cumplen nuestros estándares, pasamos a la producción, que se lleva a cabo a través de proveedores líderes en todo el mundo en estrecha coordinación con nuestro equipo de gestión del producto.
Un trabajo manual preciso
La decoración con piedras requiere, en especial, máxima concentración y numerosos años de experiencia. Con la ayuda de una lupa y las herramientas más finas, las piedras se asientan en la cavidad interna del metal precioso Posteriormente, los granos y las garras metálicas garantizan una sujeción firme. Una vez engastadas las piedras, la joya se pule de nuevo y se le da el brillo final.
Refinamiento de la pieza de joyería
A continuación, muchos de nuestros diseños reciben el llamado ennegrecimiento, que se consigue sumergiéndolos en una solución especial. Seguidamente, se vuelve a pulir o, como paso adicional, se sumerge en un baño galvánico para terminar la pieza de joyería con un chapado en oro de alto quilate.
El control de calidad
El control de calidad de las joyas requiere mucho tiempo: Se comprueba la finura y la resistencia del metal precioso, el aspecto de la superficie, la fuerza de asentamiento de las piedras y el estado del dorado y el ennegrecimiento. Sólo después de pasar las pruebas finales en nuestro departamento de calidad ponemos un producto a la venta en todo el mundo.
La finura del metal precioso
La pureza de nuestros materiales queda atestiguada por el sello propio de la empresa, que está grabado en cada diseño de THOMAS SABO.